Fernando Ramírez, poesía canaria viva

Arucas, Las Palmas, España
Financiado el 14 / 02 / 2016
Misión cumplida!
Obtenido
€ 4.116
Mínimo
€ 3.043
Óptimo
€ 4.654
112 Cofinanciadores
Aportando € 5
Agradecimiento
Tu nombre aparecerá en la lista de mecenas del libro "Piedras ceniza" y en la web de Fernando Ramírez Suárez (www.parafernando.es)
> 01 Cofinanciadores
Aportando € 12
Apoya y ve a recoger tu libro
Libro "Piedras ceniza" a recoger en puntos de distribución en las ciudades de Arucas, Las Palmas de Gran Canaria, Santa Cruz de Tenerife y Madrid + Reconocimiento como mecenas.
> 24 Cofinanciadores
Aportando € 15
"Piedras Ceniza" en tu casa
Te enviamos "Piedras ceniza" a tu casa + Marcapáginas + Reconocimiento como mecenas.
> 28 Cofinanciadores
Aportando € 20
Para los que viven fuera de España
Envío internacional de "Piedras ceniza" a tu casa + Marcapáginas + Reconocimiento como mecenas.
> 03 Cofinanciadores
Aportando € 30
Para mi y para regalar
Envío de "Piedras ceniza" + Un libro para regalo a elegir entre "Piedras ceniza" u "Obra poética" + Marcapáginas + Reconocimiento.
> 19 Cofinanciadores
Aportando € 50
homenaje a Fernando Ramirez
Envío de dos libros de "Piedras ceniza" + Ejemplar de "Obra poética" + Paquete con cuatro postales con dibujos y poemas del autor + Marcapáginas + Reconocimiento.
> 15 Cofinanciadores
Aportando € 100
participa como entidad
5 libros de "Piedras ceniza" + Ejemplar de "Obra poética" + Paquete con cuatro postales con dibujos y poemas del autor + Marcapáginas + Reconocimiento especial en web y libro.
> 06 Cofinanciadores
Aportando € 200
Co-editor y distribuidor
10 libros de "Piedras ceniza" + Dos ejempares de "Obra poética" + Paquete con cuatro postales con dibujos y poemas del autor + Marcapáginas + Reconocimiento especial en web y libro.
> 03 Cofinanciadores

Un mapa de mitos e historia para no perderse por Arucas

07 | 02 | 2016

Arucas es la ciudad de la isla de Gran Canaria en la que nació Fernando Ramírez. Su obra siempre ha estado vinculada a ella. No en vano nace como poeta allí también, cuando en 1962 gana la flor de oro en los Juegos Florales de la localidad con el poema Salmodia de la piedra.

Muchos de sus versos están relacionados con su infancia allí o con la historia del municipio. Pese a que luego la mayor parte de su vida la pasó en Las Palmas de Gran Canaria, nunca perdió el vínculo con Arucas a través de los Encuentros de Aruquenses o de su participación en las actividades de la asociación Tertulia P. Marcelino Quintana.

Ahora, en Piedras ceniza, el libro póstumo que Tepemarquia va editar gracias a la campaña de financiación en Goteo, podremos leer otro tributo más a la cuna de Fernando: Mapa búico de Arucas.

Bajo este título se recopilan una serie de narraciones que el escritor redactó en los primeros años 2000 y que no llegó a publicar. Su inspiración venía de Agustín Espinosa, del que toma prestado el concepto de “mapa búico”. Así lo explica el mismo Fernando:

 

“El mapa búico de Espinosa se limitó a un sólo y breve capítulo, el antepenúltimo de su obra “Lancelot 28°-7º”. Prácticamente está integrado por cuatro fichas esquemáticas y concisas de cada uno de los «bu» que han influenciado o siguen presentes en la isla en forma de caballo marino que mira hacia el continente africano, Lanzarote. Aquí [en Mapa búico de Arucas], los fantasmas y miedos se van desvelando poco a poco, en el desarrollo de varias narraciones, cabalgando a la par entre la fantasía y la realidad, entre lo mítico, lo emblemático y lo esencial en las raíces geográficas de este lugar de Gran Canaria".

 

 

Es cierto, mientras que Espinoza habla de Lanzarote desde asociaciones y formas cercanas a cierto surrealismo, Fernando usa esa misma “clasificación tretrapartida”, los cuatro “bu” esenciales de una tierra, dentro de un relato intergeneracional entre un abuelo y su nieto. Relato que comienza, paradójicamente, con la muerte del primero en 1975. Así pues, dialogan en todo momento la historia contemporánea de Canarias y del mundo con las almas más íntimas y profundas de Arucas: volcán, cantera, vega y agua. Cuatro elementos que el autor desglosa así en una breve introducción:

 

"Comienzo por el bu ceniza de La Montaña, el viejo volcán que tuvo vida e inusitada actividad, desde dentro hacia fuera, hace ya más de trescientos mil años; el primitivo dragón Arehuc, auténtico creador con su magma incandescente de la franja de terreno más nueva de la isla, el norte más Norte de la misma. Bu mítico y cósmico, por lo tanto. Bu umbilical que de tarde en tarde materializa sus fantasmas con apariciones reveladoras que toman cuerpo, bien en un idolillo de barro, o bien en la fama terrorífica de un guayre aborigen que hacía huir pavorosos a los soldados castellanos en la época de la su invasión a la isla, de sólo escuchar su nombre.

Le sigue el bu basáltico, el fantasma azul-gris de fluorescencias destellantes, la cantera. La roca convertida en catedral al revés, de cúpulas y torres hacia abajo. La fonolita única en todo el Archipiélago que se durmió profundamente en el monótono sonido de su tintineo. Un fantasma dormido en un tan abismal mausoleo que da vértigo a quien lo mira desde la altura. Un bu que proyecta su espectro en la mayoría de los edificios del casco histórico de la ciudad y aún más allá de las fronteras del municipio, de la isla y del Archipiélago.

A continuación describimos el bu vegetal, el bu verde cambiante de la vega. El fantasma que mete el susto en el cuerpo de labriegos y especuladores. Que va desde el esplendor y la riqueza hasta los nubarrones, el fracaso y la ruina, en etapas cíclicas en las que se impone un monocultivo hasta que es sustituido por el siguiente. El bu de la Naturaleza que reivindica volver a ser madre del hombre y no su hija.

Y, finalmente, el bu ácromo. Con fluorescencias trasparentes de «caballitos del diablo», de esos pequeños dragones alados que deambulan desde hace siglos sobre las acequias y cantoneras de esta ciudad. Bu meteorológico. El eterno fantasma del agua siempre presente en una tierra cada vez más sedienta".

 

“Mapa búico de Arucas” es quizá la mayor aportación del este proyecto editorial póstumo que financiamos en https://goteo.org/project/poesia-canaria-viva. Una obra que esperamos sea de referencia para los y las aruquenses y para aquellas personas que quieran descubrir la universalidad particular de un trozo de la historia y de la geografía canaria. 

 

“Mapa búico de Arucas” es quizá la mayor aportación del este proyecto editorial póstumo que se financia por las colaboraciones desde Goteo. En esta semana aún puedes reservar tu ejemplar y aportar a la campaña antes del 13 de febrero.

Comentarios

Inicia sesión para dejar un comentario