Las multas no nos van a parar

Barrio de Arganzuela, Madrid
Financiado el 23 / 03 / 2013
Misión cumplida!
Obtenido
€ 4.098
Mínimo
€ 1.639
Óptimo
€ 1.939
253 Cofinanciadores
Aportando € 3
Gracias

Podrás pasarte por nuestras asambleas y hablar con las personas que has ayudado, o también verlas a tu lado día a día en las calles denunciando la injusticia y luchando por un mundo digno

> 22 Cofinanciadores
Aportando € 5
Muchas gracias

Todo lo anterior y, además, podrás hacerte una foto con ellas :)

> 35 Cofinanciadores
Aportando € 10
Chapa

Podrás pasarte por una asamblea pare recibir una chapa "Stop multas injustas" de diseño exclusivo y charlar con los protagonistas de estas historias

> 32 Cofinanciadores
Aportando € 15
Foto

Te llegará por mail una foto de nuestros pequeños héroes dedicada

> 29 Cofinanciadores
Aportando € 25
Micro-relato

Te enviamos un micro-relato sobre qué cosas podrían pasar si no nos reprimieran nuestras ganas de soñar

> 12 Cofinanciadores
Aportando € 50
Camiseta

La auténtica camiseta de la asamblea AGZ para los más implicados

> 10 Cofinanciadores

Sobre este proyecto

Contra la represión indiscriminada, herramientas colectivas. Queremos recaudar dinero para pagar las multas injustas de miembros de la Asamblea de Arganzuela del 15M
Tarea Mínimo Óptimo
Kike
Multa de Kike
€ 300
Olga
Multa de Kike
€ 301
Carlos
Multa de Carlos
€ 301
Jorge
Multa de Jorge
€ 301
Oscar
Multa de Oscar
€ 301
Material Mínimo Óptimo
Gastos administrativos
Gastos administrativos, aportación a Goteo
€ 135
Infraestructura Mínimo Óptimo
Página web
Costes para contribuir a la creación y mantenimiento (hosting, dominio, etc) de la web del proyecto.
€ 300
Total € 1.639 € 1.939
Imprescindible
Adicional

Información general

En los últimos tiempos han proliferado las sanciones administrativas para todo aquel que se manifieste o haga acciones pacíficas de desobediencia civil. No quieren que salgamos de casa.

Estamos convencidas de que tenemos mucho que decir y no vamos a dejarnos vencer por su presión económica. Al paro y precariedad que sufrimos, a los recortes del sistema social, a la desaparición de poder adquisitivo a ritmo acelerado se añaden multas y multas.

Sin embargo, hemos aprendido que juntas podemos. Por eso estamos dispuestas a buscar formas colectivas que cortocircuiten su presión económica utilizando las herramientas que tenemos hoy al alcance.

Descripción del proyecto. Características, fortalezas y diferenciales.

Aportando una pequeña cantidad no solo colaboras con las compañeras, también nos ayudas a experimentar fórmulas que nos permitan seguir luchando. Fórmulas replicables y escalables que les demuestren que contra su represión arbitraria tenemos nuestra inteligencia colectiva.

Kike

"Los hechos que desencadenaron mi identificación por parte de los antidisturbios y la posterior sanción administrativa de 300 euros tuvieron lugar el día 1 de febrero de 2012. Ese día tuvo lugar una acción convocada bajo el lema, "Yo no pago" en la cual se denunciaba pacíficamente, mediante una demostración de desobediencia civil y simbólica, el rechazo el incremento abusivo de los precios del transporte público. Yo personalmente no participé en la acción, sin embargo podría haber estado como en muchas otras lo he hecho. Ese día coincidí en la calle Montera con un grupo de manifestantes que se encontraban acorralados por los agentes de la UIP, había mucha prensa y se estaba deteniendo a gente. En un momento dado comenzó una carga sin motivo alguno y se dieron escenas de violencia por parte de la policía contra manifestantes indefensos. Yo, presenciando la escena, propia de otro tipo de régimen muy diferente al democrático, grité a los agentes que golpeaban indiscriminadamente que estaban siendo grabados por la prensa. Ese fue mi delito: recordarles las reglas democráticas de libertad de prensa y libertad de reunión. Ese fue el motivo por el que dos policías me llevaron con un grupo de personas retenidas (posteriormente serían llevadas a comisaría) y me tomaron los datos para, 6 días más tarde (19 en recibirla), multarme."

Olga

"El día 14 de febrero de 2012, un martes, estaba regresando a casa de impartir una clase. Todos los martes hacía el mismo camino, desde Callao hasta Lavapiés, pasando por Sol y sabía que los martes solían reunirse los “cafés indignados” porque a menudo me he acercado a hablar con alguna de las personas participantes o a leer sus carteles, pese a que yo nunca he participado en los “cafés”. El día 14 de febrero estaba atravesando Sol cuando vi que alrededor de los “cafés indignados”, que solían colocarse debajo de la estatua ecuestre, había mucha policía nacional y mucha gente curiosa. Me acerqué a ver qué sucedía. Al parecer, la policía les había dicho a los y las participantes de los “cafés” que retirasen los carteles (de contenido político) y al ver que no lo hacían les habían dicho que se trataba de una “concentración ilegal”. Un par de turistas me preguntaron en inglés qué sucedía y se lo estaba explicando cuando se nos acercó el responsable de la policía diciendo que nos teníamos que ir si no queríamos ser identificados como participantes en la “concentración”. Le pregunté por qué era considerada “concentración ilegal” ese martes en concreto si era una actividad que tenía lugar todas las semanas y a qué distancia debíamos colocarnos para que no se nos considerase como parte de ella. Me repitió que debíamos irnos. Dije que sin problemas pero que estaba intentando explicar a un par de turistas la situación. El mando se fue y a los cinco minutos vino otro policía y nos pidió el DNI. Le repetí que simplemente estaba hablando con dos turistas explicándoles la situación. A ellos le dejó ir, a mí me identificaron, supuestamente por participar en una concentración de “treinta y cinco personas … las cuales repartían periódicos y octavillas a los viandantes”. En primer lugar, yo no estaba participando en los “cafés indignados”. En segundo lugar, los “cafés indignados”, por lo que yo he podido observar, no consisten en “panfletear” y, aunque así fuera, desde cuándo repartir periódicos o panfletos es ilegal??? Me enteré del comienzo del proceso administrativo (multa) contra mí por casualidad, por una intervención de compañeros de LegalSol en la Asamblea de Arganzuela, que nos hablaron precisamente de este evento como un ejemplo de impunidad y represión contra los movimientos sociales. LegalSol estaba llevando el caso de las personas que participaban en los “cafés”, a quienes ya les había llegado la multa. Yo tuve que ir a Delegación de Gobierno a recoger la mía puesto que había sido enviada a una dirección antigua y la única forma de saberlo era a través del BOCM."

Oscar

"El día 27 de junio de 2012 asistí junto a unas cincuenta personas a una concentración pacífica para manifestar mi desacuerdo y repulsa por el desahucio de unos vecinos que no pudieron hacer frente a las cuotas de su hipoteca por haber quedado en paro. La concentración se desarrolló delante del portal de la familia afectada y transcurrió con total normalidad hasta que, sin previo aviso, las unidades antidisturbios comenzaron a cargar contra la gente que se apiñaba en la puerta. Al ver que estaban golpeando a una mujer mayor empecé a gritarles que se detuvieran y en ese momento uno de los antidisturbios me agarró de un brazo y me lanzó con gran violencia a la calzada donde otros miembros de la UIP me llevaron retenido a las furgonetas policiales y requirieron mi documentación para posteriormente multarme. La kafkiana denuncia me acusa de interrumpir el tráfico rodado ni más ni menos que durante hora y media, lo cual es calificado como infracción GRAVE y me impone una sanción de trescientos un euros (301 euros)."

Carlos

"El día 25 de abril de 2012, día en el cual se me imputa haber participado en una concentración en la que supuestamente desobedecí el mandato de la autoridad, me encontraba en la entrada del metro de Puerta del Sol esperando a un amigo para dirigirnos posteriormente a una librería próxima con la intención de comprar unos libros. Alrededor de las 19,30 h. un agente de policía me requirió mi documento de identidad sin darme explicación alguna del porqué de la solicitud y sin informarme de que el motivo era estar participando en una supuesta concentración de la cuál yo no tenía conocimiento y que ni siquiera era tal pues en ese momento en la plaza había grupos de personas como cualquier otro día. Ante dicha situación me dispuse a entregar mi DNI y, sin mediar ninguna conversación con el agente, me dispuse pocos minutos después a dirigirme a la librería con mi amigo. El día 29 de mayo recibí en mi domicilio una carta en la cuál se me acusaba de haber cometido una infracción calificada como leve y en la que se proponía una sanción de 300 euros alegando que cometí "Desobediencia a la autoridad" al haber permanecido en el lugar donde se estaba desarrollando la concentración no comunicada cuando lo que ocurrió fue precisamente lo contrario de lo que en la carta se expone."

Jorge

"Me llamo Jorge. El pasado día 27 de junio acudí a la convocatoria que hizo la PAH y la AP de Arganzuela para parar un desahucio de una familia en la calle Manuel Aleixandre. Estabamos en la entrada del portal cuando apareció la policía antidisturbios, y por la fuerza, nos movieron lejos el portal. A mí, que llevaba un megáfono, aunque en nigún momento tuve una actitud violenta, me apartaron del grupo. Debatieron entre ellos si me detenían o no. Finalmente me tomaron los datos, y me amenazaron que si volvía sería detenido.La familia ya había sido desahuciada."

Motivación y a quién va dirigido el proyecto

Cuando una situación es injusta y opresiva es natural que la gente se oponga a ella y proteste. Esto debería ser algo natural, incluso sano en una democracia. Sin embargo, la clase política que nos representa no lo entiende así y tiene voluntad de reprimir cualquier voz disonante contra la gran estafa que están perpetrando.

Represión política señalando como antisistema cualquier idea o posición que no sea la de servidumbre al interés económico para el que ellos trabajan. Violencia policial a cualquiera que exprese sus ideas en las calles y represión administrativa para atemorizar a una ciudadanía harta.

Objetivos de la campaña de crowdfunding

Los fondos que se obtengan irán destinados a pagar multas de compañeros/as injustamente sancionados.

Lo que aquí te exponemos son procesos administrativos contra miembros de nuestra asamblea que estuvieron a tu lado en las calles y les tocó pagar el plato, el próximo día podrías ser tú.

Queremos que la información sea transparente, por eso te explicamos y documentamos cada uno de los casos, pues hablan por sí mismos. Toda la información la tienes en la web de nuestra asamblea: http://arganzuela.tomalosbarrios.net/no-nos-van-a-parar/

Experiencia previa y equipo

Esta campaña de crowdfunding es impulsada por la Asamblea de Arganzuela del 15M (Madrid) http://arganzuela.tomalosbarrios.net/ con la voluntad de experimentar mecanismos de defensa ante la represión administrativa.

Compromiso social