Docentes con Competencias Emocionales

Caracas, Capital District, Venezuela
Archivado el 11 / 06 / 2017
Archivado...
Obtenido
€ 67
Mínimo
€ 2.819
Óptimo
€ 3.752
4 Cofinanciadores
Aportando € 5
Agradecimiento público
Tu colaboración es muy importante, y por lo tanto haremos un agradecimiento público en las cuentas del proyecto en redes sociales: Facebook, Twitter e Instagram.
> 00 Cofinanciadores
Aportando € 14
Carta de Agradecimiento
Tu acción tiene mucho valor para nosotros, por ello te haremos llegar una carta de agradecimiento personalizada por e-mail, (una vez que nos envíes tus datos) + Agradecimiento público en las cuentas del proyecto en redes sociales: Facebook e Instagram.
> 02 Cofinanciadores
Aportando € 24
Registro fotográfico
Tu aporte es fundamental para el éxito por ello queremos que te sientas parte del mismo y sigas el proceso a través de una serie de fotos y reseñas que irán contándote los avances del proyecto + Carta de Agradecimiento personalizada por e-mail
> 00 Cofinanciadores
Aportando € 38
Video de agradecimiento de los Protagonistas
Tu contribución dará un impulso significativo a la formación de los docentes, por ello queremos enviarte un vídeo con algunas de las actividades que desarrollamos pero especialmente con los testimonios de los protagonistas.
> 00 Cofinanciadores
Aportando € 61
Asesoría online vía Skype
Tu interés en el desarrollo del proyecto permitirá que los maestros participantes transformen sus realidades y las de otros. Queremos compartir contigo nuestras experiencias y conocimientos a través de una asesoría vía Skype + una serie de fotos y reseñas que irán contándote los avances del proyecto.
> 00 Cofinanciadores
Aportando € 80
Manual de Apoyo para el Docente
Tus acciones transforman la vida de otros, por ello queremos hacerte llegar una copia del manual de apoyo al docente (PDF) que será elaborado para entregárselo a los participantes + un vídeo de agradecimiento de los protagonistas.
> 00 Cofinanciadores

Sobre este proyecto

Fortalecer en los docentes del Barrio Santa Cruz del Este (Venezuela) competencias que los conduzcan a ser emocionalmente inteligentes.
Tarea Mínimo Óptimo
Gastos en comisiones
Comisión de Goteo por concepto de prestación del servicio del 4% y comisión de la entidad bancaria por transacción económica del 2% sobre el mínimo solicitado.
€ 222
Coordinación y gestión del proyecto
Coordinación del proyecto, elaboración del diseño del taller, gestión de contenido de las redes sociales, responsable frente a las unidades educativas, gestión de los recursos.
€ 425
Ejecución de los talleres
El tiempo estimado para la puesta en practica de la formación a los docentes es de 96 horas, distribuidas de la siguiente manera: 4 talleres de 24 horas de duración cada uno (divididos en 4 sesiones de 6 horas).
€ 1.813
Gastos en comisiones de llegar al Nivel Optimo
Comisión de Goteo por concepto de prestación del servicio del 4% y comisión de la entidad bancaria por transacción económica del 2% sobre el mínimo solicitado.
€ 53
Recursos de Apoyo Docente
Diseño, elaboración y publicación de material sobre capacitación en recursos emocionales para docentes.
€ 880
Material Mínimo Óptimo
Material fungible
Insumos materiales fungibles para el desarrollo de los talleres y los proyectos de aula
€ 359
Total € 2.819 € 3.752
Imprescindible
Adicional

Información general

Nuestra propuesta es formar a docentes de dos Escuelas del Barrio Santa Cruz del Este, considerado uno de los barrios más conflictivos de Caracas (Venezuela) para que sean capaces de manejar adecuadamente sus recursos emocionales dentro y fuera del ámbito escolar y, en consecuencia, mejoren su desempeño profesional, ofrezcan una atención de mayor calidad a sus alumnos, transmitan estas habilidades a sus estudiantes y ayuden a disminuir los altos índices de violencia, especialmente escolar, en su comunidad. Estas estrategias adquiridas por los docentes tendrán alto impacto en grupos etarios de alta vulnerabilidad como son niños, niñas y adolescentes que viven en el sector.

Queremos romper la costumbre de entrenar a los docentes como meros instructores para convertirlos en agentes de cambio integrales que sepan afrontar los retos que les impone la compleja y conflictiva sociedad venezolana actual. Nos interesa convertir esta experiencia en un trabajo piloto que permita replicar la capacitación en recursos emocionales a docentes en distintas partes de la ciudad.

Tanto la Comunidad de Santa Cruz, a través de la asociación de vecinos del sector, como el propio equipo docente y directivo de la Escuela Nacional y la Escuela Municipal de la zona están convencidos de la importancia de recibir una capacitación integral que incluya como elemento principal aprender a manejar sus emociones. Teniendo presente el efecto domino, el maestro será el encargado principal de guiar este mismo proceso en los niños y jóvenes durante su experiencia escolar.

La crisis estructural (económica, política, social) que atraviesa Venezuela hace que nuestros docentes presenten elevados niveles de estrés en su vida cotidiana, lo que en muchas ocasiones se refleja en el trato hacia los estudiantes. Por otro lado, está el difícil acceso a una formación de calidad del cuerpo docente, además de que tal formación no suele incluir competencias sobre el desarrollo emocional y su asociación con el aprendizaje y/o los procesos de socialización en la población infantil y juvenil.

Docentes con Competencias Emocionales es una plataforma de talleres que le permitirá a los maestros, a través de una formación centrada en la práctica, la reflexión, el análisis y la retroalimentación, aprender herramientas personales, relacionales y didácticas que los harán revisar y ajustar su comportamiento, calibrar sus valores, apostar por la inclusión de nuevas estrategias de aprendizaje y ser un marco de referencia positivo para sus estudiantes. Está contemplado realizar cuatro grandes intervenciones en dos escuelas de la zona de Santa Cruz del Este. Cada una de estás intervenciones contempla a su vez cuatro talleres de seis horas cada uno, lo que suma 96 horas de trabajo durante 5 meses. Esto incluye un proyecto en el aula que permita la aplicación de la tecnología, De igual manera, al finalizar se generará un material que recoja las técnicas, experiencias y aprendizajes que será entregado al equipo docente para garantizar su continuidad. Por último, se entregará un certificado de participación a los docentes.

Descripción del proyecto. Características, fortalezas y diferenciales.

Los educadores, en todo el mundo, frecuentemente están inmersos en un contexto laboral marcado por una altísima demanda en el plano emocional. Esa demanda se origina en factores tan diversos como: el número de alumnos por salón, el momento evolutivo en que éstos se encuentran, el manejo de la tecnología, cumplir cabalmente las planificaciones, atender las solicitudes de sus superiores y la actualización del conocimiento, por mencionar algunos. En Venezuela, adicionalmente, existen otros aspectos que incrementan las tensiones personales de los docentes e inciden de modo negativo en su labor educativa, a saber: recibir sueldos insuficientes que les obligan a tener al menos dos empleos para garantizar la subsistencia de su grupo familiar, la creciente dificultad para invertir en capacitación profesional y la violencia social de la cual no escapan los centros educativos, entre otras.
Son todas estas condiciones las que nos obligan a poner nuestra atención en el maestro si queremos apuntar hacia un modelo educativo capaz de integrar el conocimiento y las emociones.

CARACTERÍSTICAS BÁSICAS
Es impresionante la relación que existe entre el éxito académico de un chico y la labor de un educador con suficientes recursos emocionales. Son numerosos los casos de docentes que marcaron la vida de sus alumnos no sólo por instruirlos sino por educarlos de forma integral. Con esto, además de reconocer otras variables que intervienen en el proceso de aprendizaje de cualquier niño o adolescente, lo que queremos es enfatizar la importancia del rol del educador emocionalmente inteligente en el progreso de sus estudiantes. Desde esta perspectiva todo programa de educación emocional debe incluir y dar prioridad al maestro (Collell, 2003, Viloria, 2005).
La UNESCO ha llamado la atención sobre este tema cuando ha señalado que el logro de los estudiantes debe ir más allá de la adquisición de conocimiento (Delors, 1996). En “La Educación encierra un tesoro”, conocido documento de esta organización, se plantean los cuatro “pilares del aprendizaje”: aprender a conocer (la materia de estudio), aprender a hacer (habilidades), aprender a convivir y aprender a ser (dimensiones sociales, afectivas y éticas).
Las investigaciones demuestran que las competencias afectivas de los maestros impactan tanto la adquisición de habilidades académicas, como el desarrollo de destrezas personales y sociales en los estudiantes, por ejemplo:
1) relacionan que las emociones afectan el cómo y cuánto aprendemos (Teruel Melero, 2000);
2) encuentran que están íntimamente relacionadas con el pensamiento, la comprensión y los procesos conscientes de meta-cognición y autorregulación que intervienen en el aprendizaje (Caine y Caine, 1998, Damasio, 2003);
3) dan cuenta del efecto positivo que tienen en la convivencia escolar y en la disminución del bullying (Collell, 2003);
4) reconocen que mejoran los procesos de auto-concepto, creatividad, solución de problemas y la capacidad de logro (Olson y Wyett, 2012);
5) facilitan la integración e inclusión escolar de personas con alguna condición -trastorno por déficit de atención e hiperactividad, autismo, dificultades en el aprendizaje, entre otras-; (Extremera, Durán y Rey, 2010); y
6) evitan la aparición del Síndrome de Agotamiento o Síndrome de Burn out del docente (Pena Garrido y Extremera Pacheco, 2012).

Los estudios también han considerado la correlación en cuanto al desempeño emocional de los maestros estimando que por cada maestro que promueve relaciones positivas a nivel afectivo con sus estudiantes existen cinco maestros que no cuentan con las competencias para hacerlo (Olson y Wyett, 2005, 2012, 2014). Concluyen que el nivel promedio de los maestros se ubica en la categoría de ineficiencia a nivel afectivo, lo cual evidentemente perjudica la relación con sus estudiantes. Aún más, señalan que los niveles de empatía, congruencia y consideración positiva de los maestros hacia sus alumnos, son prácticamente los mismos que existen entre la población general. Es decir, los profesores no han desarrollado de forma particular dichas competencias, lo cual resulta preocupante, dada la responsabilidad que tienen con los alumnos y el impacto que su interacción con éstos puede tener para su formación como ciudadanos plenos.
De allí que “Docentes con competencias emocionales” esté centrado en fortalecer en los maestros aquellos recursos y aptitudes que los conduzcan a ser emocionalmente inteligentes.

Cómo equipo técnico contamos con la formación, experiencia laboral en diferentes niveles educativos y sensibilidad social frente a las necesidades de los docentes de mejorar su calidad como educador y en consecuencia que los niños y adolescentes reciban una educación integral y no solo se limite al conocimiento teórico. Esto representa una diferente sustancial con el modelo educativo tradicional basado en la mera transmisión de información que actualmente se aplica en la mayoría de las instituciones educativas de nuestro país.

Queremos construir conjuntamente con los educadores un espacio de aprendizaje significativo a través del cual puedan gerenciar sus emociones para luego entrenar a sus alumnos en conocer y manejar las de ellos. De igual manera queremos potenciar los recursos en el resto de la comunidad educativa.

Motivación y a quién va dirigido el proyecto

Rescatar un proceso de enseñanza-aprendizaje guiado por un docente con recursos emocionales que tome en cuenta los sentimientos y creencias de los estudiantes, así como sus intereses y experiencias personales es nuestra principal motivación.
En esta ecuación, los protagonistas son, evidentemente, los docentes y sus alumnos. Sin embargo, en este proyecto, trabajaremos primordialmente con educadores de planteles ubicados en zonas populares de Caracas, especialmente, las barriadas de Santa Cruz, El Rosario y La Coromoto. A ellos va dirigido el proyecto.
Se espera que la adquisición de las competencias emocionales permita a los maestros integrar los aspectos afectivos en su práctica profesional para vincularse con la totalidad de los alumnos como personas, generando lo que se conoce como “enseñanza afectiva” y cuyo propósito es que los alumnos disfruten y utilicen sus experiencias de aprendizaje, incrementen su posibilidad de ser personas solidarias, respeten a otros y sean partícipes en el bienestar de la comunidad, desarrollen habilidades y valores necesarios para conducirse en una sociedad libre y justa (Shulman, 1992: Santrock, 2001; García Cabrero, 2009).

Objetivos de la campaña de crowdfunding

“Docentes con competencias emocionales” es un proyecto dirigido a formar docentes capaces de facilitar el desarrollo emocional de sus estudiantes mediante la aplicación de un conjunto de estrategias adecuadas para ese fin.
Tengamos presente que la adquisición de competencias emocionales es una condición esencial en la formación integral de las personas y que tendrá un impacto altamente positivo en nuestra sociedad.
Los fondos recaudados serán destinados a la formación de los docentes que laboran en dos escuelas del barrio Santa Cruz del Este que es una de las zonas populares mas grandes de la ciudad de Caracas.
Si se logra el patrocinio, la capacitación se iniciaría un mes después, teniendo cada talleres una duración aproximada de dos meses.
La metodología de trabajo incluye principalmente talleres teórico-prácticos divididos en 4 sesiones que les faciliten a los profesores, en una primera instancia, reflexionar sobre su práctica en el uso de los recursos emocionales y, en una segunda y tercera sesión, recibir las herramientas que les permitan lograr tales competencias. Es un elemento protagónico del método generar en el profesorado experiencias vivenciales significativas que le permitan posteriormente trasmitir a sus alumnos lo aprendido. Adicionalmente se les facilitará material de apoyo.
En una fase final, se efectuará el seguimiento al programa en el cual se revisará el uso o la aplicación de las estrategias adquiridas en el ejercicio de su profesión, se aclararán dudas, se reforzarán contenidos e intercambiarán experiencias que enriquezcan el proceso de aprendizaje mutuo.
El programa incluye la elaboración un proyecto de carácter práctico, ajustado a las necesidades del entorno, que permita emplear los conocimientos y habilidades alcanzadas y cotejar con ello la eficacia de este nuevo enfoque de la actividad docente.
Los objetivos generales que servirán de guía para nuestros talleres son:
Incrementar el conocimiento sobre el desarrollo emocional y su vinculación con el proceso de aprendizaje.
Reconocer las emociones propias y comprender qué las provoca. Considerar las emociones como una condición natural e inevitable de los seres humanos. Gestionarlas para que permitan el desarrollo pleno del individuo.
Promover la reflexión sobre cómo las emociones están presentes en su práctica docente con el interés de que puedan adoptar de forma propositiva, actitudes que favorezcan la creación de un clima social favorable para el aprendizaje.
Entender la potencia del lenguaje no verbal en la comunicación humana.
Conocer sobre la evolución de los procesos afectivos en las distintas etapas del desarrollo humano infantil.
Reconocer y fomentar las fortalezas de los educadores.
Aumentar el nivel de autoestima, la motivación, la comunicación asertiva y la cohesión del grupo.
Desarrollar proyectos para trabajar con los niños aspectos emocionales y aplicarlos en el aula.
Reconocer las diferencias individuales y actuar en consecuencia. Entender que lo justo es lo que cada uno de los estudiantes necesita de acuerdo a sus necesidades.
Trabajar en equipo. Intercambiar información con otros, recibir y dar sugerencias asociadas con su quehacer diario entendidas como intercambio para el crecimiento.

Las principales competencias profesionales que se desarrollarán en los docentes son:
Competencias Técnicas: Reforzar conocimiento sobre hitos del desarrollo emocional y su asociación con el aprendizaje y los procesos de socialización; los diferentes tipos de comunicación humana; alteraciones en el desarrollo infantil; el desarrollo de proyectos de carácter emocional y el trabajo en equipo.
Competencias Éticas: Tomar conciencia acerca de su rol como agente de socialización fundamental en el tejido social. Su comportamiento, valores, actitudes constituyen un marco de referencia para sus estudiantes.
Competencias Didácticas: Aprender a administrar sus propias emociones y guiar el proceso emocional de sus alumnos durante la experiencia educativa. Entender, analizar y aplicar los componentes afectivos de la docencia y su vinculación con el proceso de aprendizaje.
Competencias en Innovación: Ser creativo en su día a día, apostar por la innovación y la introducción de nuevas estrategias de aprendizaje.

Experiencia previa y equipo

El mayor interés que tenemos es generar acciones concretas en nuestro ámbito de experiencia que permitan a maestros de zonas populares aumentar y/o adquirir competencias emocionales para mejorar su labor docente. Creemos que este proyecto constituye una forma de crear valor a la sociedad en la que vivimos.

Como equipo tenemos experiencias previas en talleres de formación a líderes comunitarios, de herramientas de fortalecimiento para comunidades y capacitación a maestros. Con la comunidad de Santa Cruz hemos hecho un trabajo conjunto que nos permitió evaluar sus necesidades y desarrollar esta propuesta en nuestro ámbito de competencia. Generamos vínculos y realizados actividades en conjunto desde 2015. Por ello, existe un gran entusiasmo y alta motivación desde los diferentes actores de la zona por desarrollar este proyecto.

Los talleres están dirigidos a todo el equipo de educadores que hace vida en la escuela nacional y en la escuela municipal ubicadas en la zona. Contempla educación inicial y primaria.

Sus principales impulsadores, con amplia experiencia en estos ámbitos, son:

1) MÓNICA CASTRO RUSSIÁN. Psicóloga egresada de la Universidad Central de Venezuela, con Diplomado en Neuropsicología de esa casa de estudios y Diplomado en Prevención en Violencia Escolar en CECODAP-UCAB. Tesista en la Especialización de Psicología Clínica Comunitaria en la Universidad Católica Andrés Bello. Es Directora Ejecutiva en el Instituto Venezolano para el Desarrollo Integral del Niño –INVEDIN- organización civil sin fines de lucro con 42 años de experiencia, destinada a la atención de niños y adolescentes con trastornos en el desarrollo. Con una larga trayectoria como psicóloga y psicoterapeuta en consulta privada. Ha ejercido como Docente de bachillerato y a nivel universitario en materias como Desarrollo Personal y Relaciones Familiares. Recientemente dicta los seminario de las asignaturas Desarrollo Humano y Clínica de Adolescentes en la Escuela de Psicología de la Universidad Católica “Andrés Bello” y es Profesora en el Diplomado en Alteraciones en Desarrollo Infantil y Juvenil en la Universidad Monteávila. Ha escrito varios artículos desde una perspectiva psicológica. Posee amplia experiencia como conferencista en distintos ámbitos. Es miembro ad honorem del Consejo Directivo de la Federación de Instituciones Privadas de Atención al Niño, el Joven y la Familia (FIPAN). Ha dedicado especial interés en ejecutar proyectos de carácter social que permitan a poblaciones en desventaja mejorar sus condiciones de vida.

2) PABLO MATJUSHIN CALVO. Psicólogo egresado de la Universidad Central de Venezuela, con Diplomado en Neuropsicología (UCV), formación en Herramientas Psicoterapéuticas y Terapia Sistémica. Director fundador de la Fundación Proyecto Harmonia, destinada a la prevención integral del consumo de drogas, especialmente en jóvenes. Psicoterapeuta infanto-juvenil, de parejas y familias. En la actualidad forma parte del equipo de Daukaba Centro de Terapias Alternativas. Fue docente a nivel de preescolar y de bachillerato en las asignaturas Psicología y Sociología. Actualmente es profesor del Diplomado en Alteraciones en Desarrollo Infantil y Juvenil en la Universidad Monteávila. Reconocido conferencista, ha dictado talleres y charlas a padres y maestros, además de haber escrito artículos sobre diversos temas en el ámbito de la psicología. De gran sensibilidad por el tema educativo y la formación de los maestros.

3) MARTHA MATJUSHIN CALVO, Licenciada en Química (UCV) y Licenciada en Educación (UCAB). Amplia experiencia docente a nivel universitario y de bachillerato.
Trabajó como Conservadora de colecciones en el Museo de Ciencias de Caracas dando entrenamiento especializado en esa área así como Facilitadora del aprendizaje teniendo bajo su responsabilidad la formación de los Guías del Museo, especialmente los encargados de la población infantil visitante.

Compromiso social